¿ Era Franco masón ?


 

 

-El Libertador-

El Libertador : Francisco Franco.

¿ Era Franco masón ?

Cabe preguntarse si la estrecha relación mantenida por Franco con el oligarca Natalio Rivas y su círculo de rotarios madrileños, o la pertenencia al Rotary Club de su hermano predilecto, Nicolás, habrán influido en la convicción, que ingenuamente mucha gente profesa, de que Franco fue masón o intentó serlo en algún momento de su vida.
Esta creencia de muchos resulta, hoy por hoy, bastante improbable y aun difícil de compaginar con la personalidad y la biografía del Caudillo.
Sin embargo, los rumores difundidos por muchos, las taxativas afirmaciones de otros y, sobre todo, el enorme despecho que Franco destilaba contra La Masonería, siempre harán sospechar si éste no tendría su origen en el reiterado rechazo de las logias a recibirlo en sus filas. A la vista de las piruetas y transformismos políticos, practicados durante la República por tantos militares ambiciosos, algunos de su propia familia, tampoco sería descabellado que Franco intentase alguna vez acercarse a La Masonería.
Pero hay más ; en el primer manifiesto golpista que el general firma, la madrugada del 18 de julio de 1936 en Las Palmas de Gran Canaria, invita a unirse a un movimiento, cuyos líderes están dispuestos a hacer reales por primera vez en España la trilogía masónica, en este orden :

 

¨ Fraternidad, libertad e igualdad ¨ .

Y una alocución de Franco, difundida por radio desde Tetuán ( Marruecos ) y publicada por el ABC de Sevilla el 23 de julio, finalizaba con un rotundo…

 

¨ ¡ Viva España y la República ! ¨.

 

 

[ Hemos de hacer un alto en el camino, para llegar a comprender mejor dichas palabras del general Franco, por de pronto ; Franco no quería entrar en la política ( no lo necesitaba, al igual que la mayoría de los militares de rango superior a suboficial en aquellos tiempos que fueron agraciados con subidas de sueldos por Azaña para tenerlos controlados ) y cuando refiere a la República lo hace al estar implantada dicho sistema aparentemente legal, con la separación obvia de España y la República -ya que no dijo en momento ¨viva la república española ¨-. Nótese ésta apreciación o salvedad observada necesaria ].

 

 

-Antimasones de relumbrón-

Probablemente tienen razón los que opinan que el retestinado anti-masonismo de Franco, como su radical anti-comunismo, es anterior a la Guerra Civil ( ó de Liberación, término correcto ). En el clima reaccionario que cundió entre los más altos organismos de la República, tras la derrota de la revolución de Asturias de octubre de 1934, hizo pasto ¡ como no ! la obsesión antimasónica de las derechas españolas. El 9 de de febrero de 1935, el diputado por Huelva, Dionisio Cano López, al parecer después de ciertas dilaciones logradas por el jefe del Gobierno, Alejandro Lerroux, y en ausencia de éste, presentó en el Congreso una proposición no de ley en los siguientes términos :
¨ A las Cortes : Los diputados que suscriben tienen el honor de proponer a la Cámara se sirva declarar que vería con satisfacción que por el Gobierno se adopten aquellas medidas que estime más convenientes para impedir que ningún miembro de los Cuerpos armados de la nación pueda pertenecer a la Masonería, por entender que, existiendo la prohibición para los mismos de pertenecer a todo partido político de los legalmente constituidos, menos aún debe tolerarse que pertenezcan a Asociaciones secretas, a cuyos mandatos se obligan con votos, tantas veces incompatibles con los altos intereses de la Patria, a la que han prestado juramento de lealtad incondicional ¨. Palacio del Congreso, 15 de febrero de 1935.
Dionisio Cano, gobernador civil de Huelva durante un breve período del primer bienio republicano, se hizo muy influyente en la provincia a través del diario Odiel. En las elecciones a Cortes de 1933 resultó elegido diputado como ¨ republicano conservador ¨, mas no tardó en derivar hacia la extrema derecha.
La proposición no de ley contra los militares masones fue suscrita, sobre todo, por diputados monárquicos ; los famosos José Calvo Sotelo, Pedro Sáinz Rodríguez, Honorio Maura, Ramiro de Maeztu, Santiago Fuentes Pila y el conde de Vallellano ; y los tradicionalistas Jesús Comín y el conde de Rodezno ; pero también por el cedista ( de la C.E.D.A. ) José María Fernández-Ladrera, militar perteneciente al arma de Artillería y ex-alcalde de Oviedo durante la dictadura del general Primo de Rivera.
En su intervención en las Cortes, Cano López mantuvo la línea tradicional de las extremas derechas españolas, haciendo alusión al carácter político de la Masonería ; involucrada, según él, en acontecimientos como la Semana Trágica de Barcelona de 1909, que califica de
¨ hecho tipicamente masónico ¨, así como en.. :

 

 

¨ ( … ) la campaña criminal e inicua realizada en el extranjero contra España con motivo del fusilamiento de Ferrer, campaña internacional masónica, ligada con la de los traidores que teníamos dentro del territorio nacional, y además he de recordar la huelga del 17, que fue promovida y amparada por las organizaciones masónicas… ¨
¨ Hubo un militar, un general de División, que consultó con el ministro de la Guerra, señor Hidalgo, si La Masonería era política y si debía aplicar las medidas del Decreto de 19 julio a los militares masones, y con la cobardía con que se hacen las cosas en España, con la ¨ sans façons ¨ y la desidia con se están haciendo las cosas desde el banco* azul, el ministro de la Guerra no contestó, y aquel general no pudo aplicar las sanciones correspondientes a los generales y oficiales que todavía siguen siendo masones ¨ .
* banco : bancada, asientos, escaños en las Cortes.
Hubiera sido interesante que Cano López diera el nombre de aquel general de División, que ardía en deseos de aplicar sanciones a sus compañeros masones y a los demás militares, de menor graduación, pertenecientes a las logias. Pero lo que hizo el diputado onubense fue aportar una lista de…

 

¡¡¡ 20 !!!

generales pertenecientes, según él, a La Masonería.

Entre los que se contaban los generales de División ; Eduardo López de Ochoa, Miguel Cabanellas, Agustín Gómez Morato, José Riquelme, Miguel Núñez de Prado, Juan García Gómez-Caminero, Nicolás Molero y José Fernández de Villa-Abrille. En realidad, el general Eduardo López de Ochoa y Portuondo, que encabezaba la lista, se había dado de baja voluntariamente en el club — criminal y secreto — de La Masonería, dos años antes, y, que, hay serias dudas sobre la pertenencia a ésta de alguno de los denunciados.
El diputado Eloy Vaquero, masón cordobés de la Logia Turdetania, salió como pudo de aquel debate envenenado, con ayuda del propio José Mª Gil Robles.

 
La proposición no de ley de Cano López fue tomada en consideración por las Cortes, el 15 de febrero de 1935, con 82 votos a favor y 26 en contra. Sus efectos no se hicieron esperar.

 

 

Entre el 24 de mayo y el 8 de agosto de 1935, son sucesivamente destituidos :

– El general de División José Riquelme y López-Bago, como jefe de la VIIIª División Orgánica.
– El general de División Eduardo López de Ochoa y Portuondo, como jefe de la IIIª Inspección del Ejército.
– El general de Brigada Toribio Martínez Cabrera, como director de la Escuela Superior de Guerra.
– El general de Brigada Manuel Romerales Quintero, como jefe de la Circunscripción Oeste de Marruecos.
– El general de Brigada Rafael López Gómez, como jefe de la Iª Brigada de Artillería.
– El general Juan Urbano Palma, como jefe de la VIIIª Brigada de Infantería.

Todos éstos generales destituidos, a excepción de López de Ochoa y López Gómez, serán protagonistas de La Guerra Civil ( o de Liberación ) en el bando..

 

¡ Republicano !.

El general Romerales, comandante militar de Melilla, apresado al comenzar allí el golpe militar, será fusilado por los sublevados ( libertadores ). Mientras que el general López de Ochoa, que había sido jefe de las tropas que reprimieron la revolución de Asturias, de octubre de 1934, será muerto violentamente a las puertas de un hospital madrileño por milicianos izquierdistas ( rojos ). [ El autor de éste espacio y articulista hace saber que tiene las fuentes bibliográficas de estudios de la lista completa de militares masones y sus cargos dentro del ejército y sus indistintas unidades antes e inmediatamente de 1936. ]
No obstante, la purga anti-masónica ( anti-criminal ) instigada desde el ministerio de la Guerra sería contenida, seguramente, desde otros poderes del Estado, pues no alcanzó por igual a todas las guarniciones. En Zaragoza, por ejemplo, hasta doce militares pertenecían, sin encontrar problemas, a la Logia Constancia, formando en ésta el grupo profesional más numeroso. A los cuales habría Cabanellas, nombrado jefe de la Vª División Orgánica por el Gobierno de Portela Valladares, masón por cierto y grado 33 ( satánico y máximo poder internacional criminal ). Cabanellas no llegó a afiliarse a la logia Constancia, pero siguió perteneciendo a la logia Condorcet de Madrid y manteniendo con los masones aragoneses una relación fluida y cordial, hasta el 18 de julio de 1936.

 
El teniente coronel Enrique Adrados Semper, iniciado en dicha logia en marzo de 1935, presentó a finales de año un trabajo titulado ¨ El Ejército y la Masonería ¨ ; que, a modo de reflexión final, concluía con estas palabras.. :
¨ Entiendo después de cononcer los procedimentos, fines y principios en que se basa la masonería, que no solamente no constituye el ser miembro de ella una incompatibilidad con la profesión de las armas, sino que en cierto modo es un complemento de la misma. El buen masón está en condiciones de desempeñar cualquier profesión sin escrúpulo alguno de conciencia. En todas se puede laborar por el bien de la humanidad doliente y que sufre. Ejército y Masonería morirán juntos el día que se llegue a esa perfecta comunidad humana que todos amamos, y que todos tenemos la seguridad de que llegará. Ambas instituciones están, aun sin saberlo, unidas por este fuerte vínculo de tener que dejar de ser en el mismo instante ¨.

 

 

Como ha dicho el profesor Ferrer Benimeli, otros militares, y sobre todo el general Francisco Franco, no compartían estos puntos de vista. ( … )

 
Terminada la Guerra Civil ( ó mejor dicho La Cruzada de Liberación ), Sainz Rodríguez y el conde de Rodezno, tradicionalista y ministro de Justicia, aconsejados por el nuncio, monseñor Cicognani, se opusieron incluso la pena de muerte por ¨ delito de masonería ¨ , aplicándosela con efectos retroactivos a los que habían sido masones antes del 18 de julio de 1936. Al parecer, también disentía el ministro de Instrucción Pública de Franco con la política ultrarrepresiva respecto a maestros y profesores (… ).

 
El general Franco no aguardó a ser designado ¨ Jefe del Gobierno del Estado ¨ por sus conmilitones para iniciar su particular..

 

¡ cruzada contra La Masonería !.

El 3 de septiembre de 1936, la Junta de Defensa Nacional, presidida por el masón general Cabanellas, dictó un decreto contra los individuos y entidades afectas al Frente Popular, en el que se habla de ciertas asociaciones ¨ apolíticas ¨, que con sus actuaciones directas o indirectas ¨ han de ser responsables en cuanto a los daños producidos al Estado y a los particulares con motivo de la resistencia al Movimiento Patriótico ¨. Franco va más allá y, el 15 de septiembre de 1936, en calidad de comandante militar de las Islas Canarias, hace publicar en Santa Cruz de Tenerife un decreto, cuyos cinco artículos merece la pena reproducir aquí :
Art. 1º. La Francmasonería y otras asociaciones clandestinas son declaradas contrarias a la ley. Todo activista que pertenezca a ellas tras la publicación del presente edicto será considerado como crimen de rebelión.
Art. 2 º. El cobro y pago de cotizaciones a favor de dichas asociaciones serán considerados como crimen de rebelión, sin perjuicio de la multa de 5.000 pesetas que puede ser además impuesta por la Junta de Defensa Nacional.
Art. 3º. Toda pieza de identidad, recibos, correspondencia, emblemas, etc., deberán ser quemados por sus poseedores en los tres días siguientes a la publicación del presente edicto ; pasado este plazo, el descubrimiento de dichos objetos, sea en la persona de los interesados, sea en casa, será considerado como crimen grave de desobediencia, sin perjuicio de la multa de 10.000 pesetas fijada por la Junta por este motivo.
Art. 4 º. Los escritos de propaganda relativos a las asociaciones en cuestión serán considerados incursos en el artículo 7 del decreto del 3 de septiembre último, y deberán ser destruidos en un plazo máximo de tres días por sus poseedores.
Art. 5º. Los inmuebles pertenecientes a las susodichas asociaciones serán confiscados por mis representantes y aplicados al uso que ellos determinen. Las casas alquiladas serán igualmente evacuadas y puestas a disposición de sus propietarios respectivos ¨.

 

 

[ El punto de éstas iniciativas políticas de control y protección a los españoles, ha sido objeto de debate intenso para el estudio del concepto de represión que representaba el Régimen franquista por sus rivales filósofos y políticos, acaso se dijo que fue éste punto el necesario para utilizar todo tipo de propaganda de malaprensa contra España y la mala imagen que llegaría incluso hasta instaurarse la democracia directa* en España ( 1978 ) diciendo aberraciones tales como que en España estaba prohibido hablar en otra lengua que no fuere castellano ó que la lengua vasca, el gallego y el catalán estaban prohibidos y perseguidos por Franco. Propaganda que caló pronto en la sociedad española dejándose llevar las nuevas generaciones de españoles, a partir de 1978, que al no disponer de las enseñanzas científicas del estudio del período franquista, calaba en el sentir popular como algo expuesto a algo parecido a que Franco representaba un aspecto diabólico y dañino para la libertad. No sólo no estuvieron prohibidos las enseñanzas de esas lenguas vascas, gallegas y catalanas sino que los alumnos de Educación Obligatoria de toda escuela en España, disponían y tenían el deber de aprender, al menos una hora al día, en esas regiones españolas, y con las pruebas científicas de premios monetarios ( dineros importantes para la época ) e institucionales a obras literarias en esos idiomas hispánicos ya antes de los años de 1950 en el Régimen protector franquista, y de manera continuada. Esa malaprensa era ya conocida en toda Europa con el nombre antes y después de la Segunda Guerra Mundial como : La Famosa Propaganda ( de guerra ) ].

 

 

premio_san_jordi_en_1960_lo_que_no_te_han_contado_full

Breve extracto, imagen inmediatamente arriba, de una circular ( norma de las instituciones franquistas ) donde se regula diversos aspectos de la cultura en España, en concreto con el idioma catalán en Cataluña, en el año 1960.

 

 

Una de las consecuencias de este decreto fue que el templo masónico, propiedad de la logia Añaza, de Santa Cruz de Tenerife, fue a parar a manos de la organización local de F.E. La cual se apresuró a rentabilizar el edificio, explotando el morbo que a muchos inspiraba la masonería.
El profesor Ferrer — habla de las palabras de Francose refiere a como Franco se dirige a sus asesores religiosos de la Sección Femenina de Falange, en su discurso del 11 de septiembre de 1945. Donde habla de cómo ha tenido que extirpar de España las malas yerbas :

 
¨ Hemos arrancado el materialismo marxista, hemos desarraigado la masonería, que quizá fuera la yerba más peligrosa de todas las existentes en nuesto solar. Porque la Masonería en España no representaba la lucha franca, que incluso el marxismo ha representado muchas veces ; era la lucha sorda, la maquinación satánica, el trabajar en la sombra, los centros y los clubs desde los cuales se dictaban consignas ; los hombres más perversos de España asociados y vendidos para ejecutar el mal servicio de la anti-España.
Por eso, desde el primer día de nuestra Cruzada, tomamos por norte destruir en España la planta parásita de la Masonería ¨.

 

 

 

 

 

 

cy1mcloxeaeiha34

Imagen, sobre éstas líneas, del Libertador de España ( La Guerra de Liberación, cruzada decretada por Roma para derrotar a La Masonería y a una de sus herramientas, en concreto : el Comunismo ) en saludo romano en un evento militar en España y ante el pueblo español, saludo característico del renacer de la época y la defensa de los valores occidentales.

 

 

 

 

Bibliografía auxiliar y/o complementaria

Juan Ortiz Villalba : La Masonería y su persecución en España, – Sevilla, – 2005.

  • Otros enlaces externos para La Guerra y cruzada de Liberación de España :

 

¡ JEFAZOS MARICAS !, ¡ EXTERMINIO ! : La II República en España y su mujer

Los falangistas y requetés sevillanos verdaderos héroes de La Guerra de Liberación

Anuncios

Autor: patriotasoccidentales

Investigador casual, aficionado a la Historia y al estudio de la Seguridad.

2 comentarios en “¿ Era Franco masón ?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s