KARL MARX – EL ÍDOLO DEL MAL y su mentor.


 

 

KARL MARX – EL ÍDOLO DEL MAL y su mentor.

( Breve visión bibliográfica )

 
El 5 de mayo de 1818, en el pueblo alemán de Tréveris, nació un bebe varón y recibió el
nombre de Moses Mordecai Levi Marx. En su temprana juventud, fue conocido como cristiano.
Su padre, Hirschel ha-Levi Marx, Juez de la Corte Suprema, como buen oportunista, se había convertido al cristianismo en 1816. El padre de Hirschel era un Rabino jefe famoso en Cologne. Su suegro también era un rabino.

El historiador Richard Laufner demostró en 1975 que Karl Marx no nació en una familia
cristiana, sino que ellos habían guardado su fe judía en secreto.

Esta fue la razón por la cual le dieron un nombre Mosaico, justo después de su nacimiento.
Moses Mordecai Levi sólo fue bautizado cristiano en 1824, a los seis años de edad y le dieron el nombre cristiano de Karl Heinrich.

El joven Marx fue a una escuela Jesuita que se había reestructurado como escuela secundaria secular. Al mismo tiempo, asistía a una escuela Talmúdica dónde él aprendería que los judíos deberían gobernar el mundo. Bernard Lazar (Lazana), (1865-1903), un muy conocido funcionario y publicista dentro del Judaísmo, confirmó que Marx había sido afectado por el Talmudismo.
[ Se ha dicho por algunos investigadores que la Orden de los Jesuitas ha tenido conexiones con La Francmasonería ( la Masonería ) pero hay numerosos aspectos históricos que la desvinculan totalmente, acaso sus expulsiones por algunos consejeros reales en España, acaso por retornar por otros monarcas anti-masones. Uno de éstos motivos es la figura de Marx, estudiante de una escuela jesuita, que pronto se transformó sus ideologías cristianas para hacer suyas las políticas del odio a todo lo que significare Occidente, y de ahí ; que se haya querido ver este fenómeno principal como una característica de algunas hermandades religiosas cristianas vinculadas a La Masonería siendo todo lo contrario, otros grupos religiosos premedievales y del Medievo también han sido objeto de estos estigmas recientes, acaso los ¨ signasupersvestes ¨ -los cruzados, los templarios- poderosos caballeros cristianos, que eran la envidia de sus rivales en riquezas, por su rápida expansión y eficiente administración de todo orden centrada en la justicia y contraria a la usura ].

Marx encontró gran placer hablando sobre el terror, sobre casas marcadas con cruces rojas
que indican que los moradores serán asesinados.
El culto a la violencia de Karl Marx fue fortalecido por un comunista Frankista, a quien
encontró en 1841, cuando él tenía 23 años. Este hombre se llamaba Moritz Moses Hess.

Moses Hess nació el 21 de junio de 1812 en Bonn, hijo de un adinerado industrial judío.
Murió el 6 de abril de 1875, en París y fue enterrado en Israel. Puede mencionarse que él fundó el Partido Social Demócrata Alemán. En “Judisches Lexikon” (Berlín, 1928, pág. 1577-78) es llamado: Rabino comunista y padre del Socialismo moderno.

En 1841, fundó el periódico Rheinische Zeitung y un año más tarde convirtió a Marx, de 24
años, en su editor. Theodor Zlocist publicó un interesante libro sobre él en 1921, “Moses Hess, der Vorkampfer des Sozialismus und Zionismus.”/”Moses Hess, Adalid del Socialismo y el Zionismo”

Parte de las terribles ideas del mundo de Moses Hess se descubren en su libro “Roma y
Jerusalén.”

Moses Hess transformó rápidamente al joven Marx en un francmasón, un agitador socialista y en su favorito. Marx aún no era comunista. Él escribió en Rheinische Zeitung del cual fue editor durante los años 1842-43: “Los esfuerzos de las masas por llevar a cabo las ideas comunistas pueden ser contestadas por un cañón en cuanto ellos se pongan peligrosos… “.

Creía entonces, que estas ideas eran impracticables. Moses Hess, esencialmente corrigió
todas estas opiniones. Se transformó en la eminencia gris detrás de Marx, guiando e influyendo intensamente en el trabajo de su protegido.

En París, en el otoño de 1844, Moses Hess presentó a Marx, de 26 años entonces, a Friedrich Engels que era mitad-judío y era dos años más joven. Esta reunión sentó las bases para una larga colaboración.

¿Cuáles fueron sus notables ideas entonces? En sus escritos, Moses Hess enfatizó la
necesidad de agitar las clases sociales, una contra otra y de esta forma imposibilitar la cooperación.Él quería provocar una revolución socialista con la ayuda del Judaísmo, el racismo y la lucha de clases.

Enfatizaba que el Socialismo era inseparable al internacionalismo, ya que los socialistas no
tienen patria. El verdadero socialista no puede tener nada que hacer con su nacionalidad. También declaró: ¡Esto no se aplica a los judíos!

El agitador radical Hess, sin embargo, no era ateo, escribió: “He sido educado moralmente
por las oraciones hebreas“. (Moses Hess, “Roma y Jerusalén”, 1860.)

El judío húngaro, Theodor Herzl, desarrolló aún más la doctrina sionista de Moses Hess en 1890.

 

 

– EL TRASFONDO DE LA VISIÓN DE MARX ACERCA DE LA HUMANIDAD –

( Breve visión bibliográfica )

Según el Profesor Jan Bergman en Suecia, los Cabalistas consideran a todos los no-judíos como ganado. El Talmud también afirma esta opinión en varios lugares:

“Sólo los judíos son llamados humanos, los goyim son llamados animales”.
(Baba Batra 114b, Jebamot 61a, Keritot 6b y 7a.)

Las vidas de no-judíos tienen menos valor que las vidas de judíos. Esta suposición es
confirmada en el Talmud: “Si un no-judío asesina a un no-judío o a un Israelita, él será
castigado. Pero si un Israelita asesina a un no-judío, la pena de muerte no puede imponerse.”
(Sanhedrin 57a, qué en la traducción inglesa de Epstein corresponde a Sanhedrin I, pág. 388.)

El Talmud también exhorta: “Incluso el mejor de los goyim (Gentiles) debe ser asesinado”
(Avodah Zara 26b, Tosefoth.)

Los judíos igualmente creen que los productos del trabajo de los Gentiles pertenecen al pueblo escogido de Dios. “La propiedad de los Gentiles es como un desierto sin dueño; cualquiera que lo toma ha adquirido un derecho sobre él” (Baba Batra 54b.)

Como puede verse, el Judaísmo es una doctrina sumamente racista. Esto es confirmado una y otra vez en el Talmud y en la Torah. “La humanidad ha sido sólamente bendecida por causa de los judíos” (Talmud, Jebamot 63a.) “Todos los judíos nacen hijos de reyes.” (Shabbat 67a.) “Los judíos son más amados de Dios que los ángeles”. (Chullin 91b.)

El escritor judío y francmasón Heinrich Heine (Chaim Budeburg) ha admitido: “La religión judía no es en absoluto una religión, es una calamidad”.

Israel Shahak también cree que el misticismo Cabalístico es profundamente misántropo.
(“Historia judía, Religión judía”: El Peso de Tres Mil Años”, Londres, 1994, pág. 16-19.)

En Deuteronomio 20:10-17 nos informan que todas las otras naciones deben trabajar para los judíos si ellos caen bajo el dominio de los judíos. Si ellos se resisten, deben ser asesinados y su propiedad robada. Donde los judíos se han establecido, todos los goyim (no-judíos deben ser exterminados. En Deuteronomio 7:16 (Biblia King James), uno puede leer lo siguiente: “Y consumirás a todos los pueblos que te entrega Yahve tu Dios; tu ojo no tendrá piedad en ellos.”
Los judíos han seguido desafortunadamente, de vez en cuando, estas incitaciones al genocidio. El historiador griego Dio Cassius (quién también era un oficial romano) describió en detalles cómo los judíos en las provincias orientales del Imperio romano, en el año 116 D.C., durante una rebelión comenzaron a asesinar a varias razas entre las cuales ellos vivían.

Los judíos mataron a mujeres y niños, a veces usando terribles torturas. La carnicería más infame fue cometida en la ciudad de Cyrene y en la provincia Cyrenaica (en la parte oriental de Libia actual) y en Chipre, sobretodo en su capital Salamis. El historiador griego Eusebius confirmó esto. También perpetraron asesinatos masivos en Mesopotamia y Palestina. Sólo en Cyrenaica, los judíos mataron a 220.000 romanos y griegos.

[ Hacemos un alto en el camino, para efectuar una reflexión compartida, debido a determinados sucesos documentados científicamente, que hoy pueden ser considerados contrarios al cumplimiento de variados aspectos de la LEY, según en qué países o zonas se exponga. Así lo recordamos, debido a la sobreprotección de determinados colectivos o grupos étnicos de supremacía en las élites occidentales, parece ser durante el s. XX y el XXI para con el término de ¨ Políticamente incorrecto ¨ que contraviene* ( contradice/n ) otras Leyes de rango superior en esas, y en otros macroestamentos de referencia. Creemos necesario revisar y exponer los sucesos documentados científicamente con la temática ].

 

-Aparece la antropogafia en el pueblo judío-

En Chipre, sus víctimas fueron estimadas en 240.000. En esta isla, el judío Artemion, dirigió los asesinatos. Comprensiblemente, los judíos ya no fueron bienvenidos en Chipre después de esto.

El Emperador romano Marcus Ulpius Traianus (53-117 D.C.) envió a las tropas para detener la matanza. Le costó un año a Roma controlar la sed de sangre de los judíos.

Dio Cassius nos cuenta cómo los judíos incluso, se comían a sus víctimas y se untaban con su sangre. (William Douglas Morrison, “Los judíos Bajo el Gobierno Romano” Londres y Nueva York, 1890, pag. 191-193.)

Los asesinatos más brutales fueron cometidos en Egipto. Dio Cassius describe cómo los judíos incluso atacaron las naves en las que aterradas personas trataban de escapar. (Dr. Emil Schurer, “Geschichte des judischen Volkes im Zeitalter Jesu Christi” / “La Historia del Pueblo Judío en Tiempos de Cristo”, Leipzig, 1890, pág. 559.)

Daré algunos ejemplos más de matanzas perpetrados por Judaístas. En el 517 DC, Judaístas encabezados por Joseph (Jussuf) Mashrak Dhu Nuwas, tomaron el poder en el norte de Himyar en Arabia del sur (ahora Arabia Saudita) y luego comenzaron los asesinatos de cristianos y Gentiles en el área. Esta salvaje masacre estremeció a toda Europa. Dhu Nuwas había tomado el poder por la fuerza y había introducido el Judaísmo como la nueva religión nacional.

Tropas aliadas de Byzantium, Arabia y Aksum (Etiopía) lograron derrocar a Dhu Nuwas en mayo del 525, D.C. El asesino de masas fue ejecutado. (Y. Kobistyanov, A. Drizdo, V. Mirimanov, “La Reunión de Civilizaciones en Africa”, Tallinn, 1973, pag. 84-85.)

Pero de acuerdo con los judíos, esos no eran crímenes, porque cuando el Talmud nos dice:

“Incluso los más buenos de los goyim deben matarse”.
Los judíos han escrito ellos mismos sobre sus matanzas en la Biblia. En Esther 9:16, encontramos la historia de cómo los judíos, con Mordocai a la cabeza, asesinaron a 75.000 Persas y miembros de otras naciones. Los Judaístas celebran este genocidio todos los años, en febrero o marzo como la Fiesta del Purim.

Otra razón por la que Bakunín más tarde, se distanció del Marxismo, fue que según él, era un desarrollo más amplio del Judaísmo.

Ya que Yahweh le dio el derecho a los judíos para robar las tierras de otros (Deuteronomio
6:10-13, 6:18-19, 7:1-2,). Yahweh también les dio a los israelitas, el derecho para cometer
genocidio, para aniquilar totalmente a los pueblos, cuyas tierras ellos tenían el derecho del Diosdador para tomar como propias (Deuteronomio 7:16). Yahweh le dio el derecho para “destruirles” (a otros pueblos) con una poderosa destrucción, hasta que ellos sean destruidos” (Deuteronomio 7:23).
Yahweh le dio el derecho a los israelitas para asesinar y saquear a otras razas de su propiedad (Éxodo 3:20-22).

Yahweh ha hecho de los Israelitas un “pueblo sagrado”, una raza de amos entre otras razas (Deuteronomio 7:6)

En su libro “Dios y el Estado”, Bakunin declaró: “De todos los dioses buenos que han sido
adorados alguna vez por los hombres, Yahweh es el más celoso, el más vano, el más cruel, el más injusto, el más sediento de sangre, el más déspota y el único que es muy hostil contra la dignidad humana y la libertad… ”

Para mantener la ilusión que el Judaísmo no tenía nada que ver con el Marxismo y que la religión Mosaica poseía realmente una amenaza ideológica al Comunismo Marxista, varios líderes comunistas (entre otros el propio Marx, Pierre Joseph Proudhon, François Marie Charles Fournier – todos judíos) hicieron algunas declaraciones, así llamadas, ‘críticas’ sobre los judíos.

Él afirmó también firmemente: “Detrás de cada tirano, siempre hay un judío.”

Marx admitió que la sociedad cristiana estaba siendo Judeizada, poniéndose incluso más capitalista y rindiéndole culto al dinero cada vez más.

Toda persona inteligente sabía esto.

Según el Talmud, “El nombre de Dios no es profanado si un judío le miente a un Goy”.
(Baba Kamma 113b.)

 

 

-MARX Y ENGELS COMO ( Agentes secretos ) ILLUMINATIS-

 

Hoy no existen muchos que saben que Moses Hess estaba conectado al Illuminati. Fue él quién introdujo a Marx y a Engels al Illuminati.

El 5 de julio de 1843, en la Logia ‘Le Socialiste’ en Bruselas, el líder Masónico Ragon, presentó el proyecto para el plan revolucionario de acción, que después, fue desarrollado en el “El Manifiesto Comunista“.

La Logia ‘Le Socialiste’ envió la propuesta a la autoridad Masónica más grande de Bélgica, el Concejo Supremo de Bélgica, y ellos decidieron aceptar el programa del anarquista Ragon unánimemente ,como correspondiente a la doctrina Masónica con respecto a la cuestión social, y que el mundo que está unido al Gran Oriente debería, con todos los medios concebibles, trabajar para llevarlo a cabo”.(Boletín del Gran Oriente, junio de 1843)
Terminamos éste espacio abierto con algunas dudas razonables que lógicamente contradicen la inmaculada imagen de otros pueblos o etnias sobreprotegidas en algunas constituciones recientes en Occidente, y la Famosa Propaganda al finalizar la S.G.M., ya que al no concordar algo es evidente que alguien pueda cuestionar específicos asuntos no ya con la política, sino con el sentido de la seguridad y su percepción de las cosas que le rodean. En Occidente se persiguen determinados libros de cultura según ¨ cómo se vendan ¨ y quién lo haga, pero sabemos a ciencia cierta que hay libros alternativos religiosos como el Talmud que no están prohibidos, al igual que sectas como el Islam donde se promociona la posibilidad de mentir al no musulmán, de ahí la reflexión profunda de una persona, consecuente, en un mundo libre.

 

Otras obras de investigación, revisionistas, apuntan que Marx asesinó al menos a varias mujeres de su entorno, no antes de maltratarlas, al menos a tres, documentadas. Marx con una vida de rico revolucionario -con sus ayudas financieras de sus promotores sionistas- discurrió entre una vida de bohemio y un asiduo usuario de locales nocturnos, en concreto era habitual allí donde se desplazaba Marx consumir los productos de la carne, en concreto la contratación temporal de ¨ las mujeres de la vida ¨ ( prostitutas ) de lujo.

 

 

 

 

Bibliografía

Lina, Jüri. : Under the sign of the scorpio ( Bajo el signo del Escorpión ), – Estocolmo, – 1998, 2002.
(Under Skorpionens tecken, Stockholm 1994.)

-Marx, de burgués converxo, y su odio a los dioses ( incluido Alá ), a satanista ( La Masonería )-

Por ello, a los marxistas no se les puede dominar ni convencer con argumentos, éticos,
morales, religiosos, jurídicos o políticos. Por eso, el marxismo es un sistema de pensamiento  materialista, que no atiende a ningún razonamiento ideológico. El marxismo es una ideología antiideológica, que rechaza todo argumento ideológico o idealista, y que sólo atiende a razones materiales y a razonamientos económicos y materialistas

Toda persona tiene una ideología y por ello cada marxista también tiene su pensamiento ideológico, con su concepción de la ética, la moral, etc., que será principalmente fruto de sus circunstancias económicas y materiales. Pero el marxismo no los tiene. No tiene planteamientos legislativos, morales, sexuales, artísticos, religiosos, jurídicos o éticos, pues considera que estos son subjetivos y que se originan como consecuencia
de la estructura material y económica de cada sociedad, por lo que en cada sociedad son distintos.

Cinco años antes de escribir El Manifiesto Comunista, Marx le indicaba a su amigo Ruge en una carta:

“ Lo que nos toca hacer ahora, es criticar todo lo existente sin contemplaciones… ”.
( Principios del Comunismo. 1847 ). Bibliografía de Marx y Engels.

Prólogo de la edición alemana de El Manifiesto Comunista de 1872. Prólogo de la primera edición alemana legal del El Manifiesto Comunista, en el que se actualizan algunos puntos de este y se explica como se produjo su redacción.

En el momento de escribirse ¨ El Manifiesto Comunista ¨ , no existía el movimiento anarquista, por lo que no se le menciona. En este artículo, Engels explica por qué el anarquismo es un socialismo reaccionario, utópico e imposible.
Sobre Marx :
Para que las masas puedan lograr la felicidad, se necesita ir más allá de la derrocación delcapitalismo.

Marx escribe: ” La abolición de la religión como felicidad ilusoria del hombre es un requisito para la verdadera felicidad. El llamado al abandono de sus ilusiones con respecto a su condición es un llamado al abandono de una condición que requiere ilusiones. La críticade la religión es, por lo tanto, la critica de este valle de lágrimas cuyo halo es la religión “.

George Jung, otro amigo de Marx en aquella época, escribió en 1841 aun más claramente que indudablemente Marx expulsaría a Dios de su cielo y hasta le entablaría demanda. Marx calificaba el cristianismo como una de las religiones más inmorales, no nos asombre, pues Marx creía que los cristianos de los tiempos primitivos masacraban hombres y comían su carne.

Estas pues eran las expectaciones de aquellos que iniciaron a Marx en las profundidadesdel satanismo. No es cierto en lo absoluto que Marx abrigara elevados ideales sociales de ayudar a la humanidad, ni que la religión fuera un obstáculo en la realización de ese ideal y que por ese motivo Marx abrazó . una actitud anti-religiosa. Al contrario. Marx odiaba a todos los dioses; odiaba cualquier noción de Dios. Estaba presto a ser el hombre que destronaría a Dios. Todo esto antes que él mismo abrazara el Socialismo. El socialismo no era sino la carnada que atraería a los proletarios e intelectuales a abrazarel ideal diabólico.

En este punto es necesario declarar enfáticamente que Marx y sus camaradas, si bien estaban contra Dios, no eran ateos según como se describen los marxistas del tiempo presente. O sea, que al insultar y denigrar abiertamente a Dios, odiaban a un Dios en quien creían. No es Su existencia la que objetaban sino Su supremacía.

Cuando estalló en París la revolución comunista de 1871, el comunero Flourensdeclaró:

” Dios es nuestro enemigo. El odio a Dios es el principio de la sabiduría ¨ .

 

Las Vidas Asoladoras de Marx y Engels :

Todos los satanistas activos tienen una vida personal asoladora. Ese fue también el caso de Marx.

Arnold Künzli, en su libro : Karl Marx – Un Psicograma, nos cuenta sobre la vida de Marx, incluyendo el suicidio de dos de sus hijas y de un yerno. Tres hijos murieron por desnutrición. Su hija Laura, casada con el socialista Laforgue, también perdió a tres de sus hijos. Luego ella y su esposo se suicidaron juntos. Otra hija, Eleanor, decidió con su esposo hacer lo mismo. Ella murió, pero él cambió de idea al último momento.

Marx no sentía obligación de ganarse la vida para mantener a su familia, aunque fácilmente pudo hacerlo, aprovechándose por lo menos de sus tremendos conocimientos deidiomas. Vivió de la limosna de Engels. Tuvo un hijo ilegítimo con su sirvienta. Más tarde atribuyó el hijo a Engels, quien aceptó la comedia. Tomaba con profusión. Rjazanov, Directordel Instituto Marx-Engels de Moscú, admite el hecho en su libro Marx: — Pensador, Hombre, Revolucionario —.

Engels habla de Marx :

¿Quién está cazando con desenfrenado esfuerzo? Un moreno de Trier (lugar de nacimiento de Marx), un verdadero monstruo. No camina, ni corre, sino que salta en sus talones y ruge lleno de cólera como si quisiera atrapar la bóveda entera del cielo y arrojarla ala tierra. Estira sus brazos a todo lo largo en el espacio con el puño cerrado, bramando sincesar, como si diez mil demonios lo hubieran agarrado por el pelo.

Rolv Heuer describe la devastadora vida financiera de Marx en Genio y Riquezas:

” Mientras que era estudiante en Berlín, el hijo de papá Marx recibía 700 táleros anuales para gastos personales. Esta era una suma enorme, ya que en aquella época solamente el 5% dela población tenía ingresos anuales de más de 300 táleros. Durante su vida, Marx recibió de Engels unos seis millones de francos franceses (cálculos del Instituto Marx-Engels). ¨

 

 

 

 

 

  • Fuente de enlace externo, para su consulta libre :

https://es.scribd.com/doc/111393448/El-Marx-Desconocido-richard-Wurmbrand-PDF

Los dos elementos que formaron el Bolchevismo y el avance del Barbarismo.

( Breve visión bibliográfica )

La siembra marxista iniciada décadas atrás, halló en 1917 el clima más propicio para fructificar.

 

El 14 de febrero de 1916 se celebró en Nueva York un Congreso de las Organizaciones Revolucionarias Rusas, alentadas e inspiradas por inteligentes israelitas. El magnate judío-americano Jacobo Schiff era uno de los que costeaban los gastos de estos trabajos políticos; ayudaba particularmente a León Trotzky, también israelita. Otros banqueros judíos, tales como Kuhn Loeb, Félix Warburg, Otto Kahn, Mortimer Schiff y Olef Asxhberg, daban también su ayuda económica desde Nueva York.

 

Los pacientes esfuerzos de los caudillos marxistas y de quienes los ayudaron desde el extranjero desembocaron el 7 de noviembre de 1917 en el estallido de la revolución comunista.

 

El jefe revolucionario Sverdlov, judío, ordenó que la familia de los Romanof fuera exterminada.

 

…tardaron los rusos en darse cuenta de que habían sido engañados por los
rojos, sobrevino una violenta contrarrevolución encabezada por los generales Antón
Ivanovitch, Deniken, Kolchak, Wrangel y Yudenitch. Llegaron a arrebatarles a los rojos
territorios con más de un millón de kilómetros cuadrados y se aproximaron amenazadoramente a Leningrado y Moscú. Deniken esperaba ayuda de los gobiernos inglés y francés, pero no la obtuvo.

 

La opinión pública norteamericana simpatizaba con los rusos antibolcheviques y quería que se les ayudara, pero entonces toda la prensa influida por judíos se dedicó a “desinformar” al pueblo de Estados Unidos. Así, por ejemplo, Herbert Matthews, del ” New York Times “, cablegrafiaba desde Moscú (mayo 7 de 1918) que la revolución soviética no era propiamente comunista, que nada había que temer y que una encuesta “indica que Lenin, Trotsky, Stalin y otros son anticomunistas”.

 

Es siempre costumbre que el triunfo tenga muchos autores, auténticos o no, y que en
cambio todos rehuyen la paternidad de los fracasos: pero el triunfo de la revolución rusa
es una de las excepciones de esa regla. Por lo menos hasta ahora sólo se ha atribuido
fragmentaria y tenuemente a la comunidad israelita. Y esto no obstante la evidencia de que
la base ideológica de la revolución rusa la crearon los judíos Marx y Engels; la pusieron en
movimiento social Lenin, Zinoviev, Kamenev, Bronstein y otros israelitas; la solapó y
ejecutó a medias el hebreo Kerensky; la ayudaron económicamente desde EE. UU. Los
magnates Kuhn Loeb, Félix Warburg, Otto Kahn, Mortimer Schiff y Olef Asxh-berg, y la
hicieron posible agitando a las masas proletarias un sin número de comisarios israelitas,como judíos eran —simbólicamente— 10 de los 12 revolucionarios que ejecutaron a la familia real de los Romanof.

 

“Una Rusia Soviética hubiese sido sencillamente imposible —dice Henry Ford en El
Judío Internacional—, a no ser que un 90% de los comisarios fueran judíos. Otro tanto
hubiera ocurrido en Hungría, de no ser judío Bela-Khun (“El Príncipe Rojo”) y con él 18 de
sus 24 comisarios… El Soviet no es una institución rusa, sino judía”

 

“Cuando Rusia se hundió –afirma-, inmediatamente surgió el judío Kerensky. Como
sus planes no fueron lo suficientemente radicales, le sucedió Trotsky. Actualmente, en
Rusia (1920), en cada comisario hay un judío. De sus escondrijos irrumpen los judíos rusoscomo un ejército bien organizado… Todos los banqueros judíos en Rusia permanecieron sin ser molestados, mientras que a los banqueros no judíos se les fusiló… El bolchevismo es anticapitalista sólo contra la propiedad no judía. Si el bolchevismo hubiese sido realmente anticapitalista, hubiera matado de un solo tiro” al capitalismo judío. Pero no fue así… Sólo a los judíos se les pueden remitir víveres y auxilios de otros países, en Rusia”. El mismo autor hace una cita del Dr. Jorge A. Simons, sacerdote cristiano, que escribió:

 

“Centenares de agitadores salidos de los barrios bajos del Este de Nueva York se encontraron en el séquito de Trotsky… A muchos nos sorprendió desde un principio el elemento marcadamente judío de aquél y se comprobó muy pronto que más de la mitad de todos esos agitadores del llamado movimiento sovietista eran judíos”.

 

Asimismo cita a William Huntington, agregado comercial americano en Retrogrado
durante la revolución, quien declaró que “en Rusia todo mundo sabe que tres cuartas partes de los jefes bolcheviques eran judíos“.

 

Coincidiendo con todo lo anterior, el periódico ruso “Hacia Moscú”, de septiembre de
1919, dijo: “No debe olvidarse que el pueblo judío, reprimido durante siglos por reyes y
señores, representa genuinamente el proletariado, la internacional propiamente dicha, lo que no tiene patria“.

 

Apenas afianzado el nuevo régimen en el Poder, una súbita lucha antirreligiosa
comenzó a realizarse con extraordinaria eficacia. Como si fuera obra de factores no rusos,
esa lucha era sistemática y carecía de la imprevisión y de la desorganización propia del
ambiente moscovita. En su implacable eficacia se advertía el sello de una mano extraña.

“En la fachada del Ayuntamiento de Moscú, en vez de la imagen que se veneraba, se
inscribió la frase de Lenin: “La religión es el opio del pueblo”

Que en un pueblo sin religión se combata a una nueva religión, parece explicable; pero
que en un pueblo religioso surja un régimen intransigentemente antirreligioso, es un
fenómeno de orígenes extraños al pueblo mismo. Y tal fue lo que sucedió en Rusia.
El teniente coronel Carlos R. Berzunza dice en su, resumen histórico: “Numerosas
iglesias fueron convertidas en teatros. La revolución inició luego la lucha contra todas las
religiones, por todos los medios… Se prohibió la enseñanza religiosa a menores de 18 años. La iglesia protestó. De 900 conventos fueron arrasados 722“.

 

 
La resistencia de los fieles fue casi pulverizada y 29 obispos y 1,219 sacerdotes pagaron con sus vidas la oposición al régimen y fueron las primeras víctimas de una serie de ejecuciones bolcheviques que más tarde recibieron el nombre de “purgas“. Para el 7 de noviembre…

 

 

…de 1923 la primera ola de “purgas” había aniquilado a :

– 6,000 profesores,
– 9,000 médicos,
– 54,000 oficiales,
– 260,000 soldados,
– 70,000 policías,
– 12,000 propietarios,
– 355,000 intelectuales,
– 193,290 obreros y
– 815,950 campesinos, en mayor o menor grado culpables de oposición.

Esta furia aparentemente ciega tenía por objeto aniquilar a la clase pensante y a los núcleos que podían inspirar y organizar la resistencia al nuevo régimen.
En cuanto a los orígenes antirreligiosos del’ bolchevismo son evidentes. Supuesto que no residían en las masas populares, ni tampoco en ninguna otra religión con predominio en Rusia, se hallaban exclusivamente entre los organizadores israelitas del movimiento revolucionario. El judío A. L. Patkin, miembro del primer consejo de Moscú bajo los rojos, en 1917, dice que “el marxismo es la concha, pero en su interior está la sociología judía“.

 

 
En general todos los instauradores del comunismo soviético seguían la sentencia de Marx :

 

“El judaísmo es la muerte del cristianismo”.

 

 
Ciertamente la masonería también fue un factor en esa lucha antirreligiosa, pero en última instancia La Masonería es sólo uno de los brazos del judaísmo. Este creó en Egipto las primeras células secretas en el siglo XV antes de nuestra era, cuando los judíos necesitaron protegerse y ayudarse eficazmente bajo el dominio de los faraones.

 
En su discurso del 21 de mayo de 1935 (cuando todavía no se hablaba de guerra), Hitler señaló que años antes se había convenido, internacionalmente, en no usar balas expansivas; las balas común y corrientes bastaban para dejar al soldado fuera de combate, sin necesidad de causarle dolorosos destrozos. También recordó que en su día la Cruz Roja estableció que a los prisioneros se les diera atención médica, alimentos y techo. Igualmente, añadió, ahora se puede convenir en que la aviación no lance bombas fuera de las zonas de combate. Esto complementaba la tradición de 230 años, de que las fuerzas armadas sólo han de combatir contra fuerzas armadas, no contra la población civil.

 

De conformidad con su propuesta, Alemania empezó a construir su aviación de guerra con aparatos de alta precisión, como el Stuka, que bombardeaba en pronunciada picada sobre fuerzas de combate.

 

Entretanto, en Inglaterra se trazaban los planos para construir grandes aviones tetramotores, capaces de llevar hasta bombas de 4,000 kilos, y carecían de las características indispensables para participar eficazmente en batallas de fuerzas armadas contra fuerzas armadas.

 

 

Hay pruebas indiciales de que el israelita Alexander Lindemann le aconsejó a Churchill que concentrara los bombardeos, preferentemente, sobre zonas habitacionales, pues ahí podría causar muchos miles de bajas de mujeres y niños, o sea de familias de soldados que se hallaban en los frentes. Churchill premió a Lindemann por su consejo, haciéndolo Lord, Conocido luego como : Lord Cherwel.

 

Quizá era innecesario tal consejo, pues Churchill sentía tremendo odio contra los alemanes. Llegó a decir que estaba ansioso de conquistar un pedazo de territorio alemán para orinarse en él. Al general inglés Fuller le llamó la atención que se realizaran bombardeos masivos contra ciudades que carecían de todo objetivo militar, como fue el caso de la ciudad de Hildsheim, “ejemplo perfecto de las ciudades medievales que no tenía la menor significación militar, pues hasta el empalme ferroviario se hallaba fuera de la ciudad.”

 

 

En el prefacio de un libro de Liddell Hart se dice que varios generales ingleses deploraban la inhumanidad de los bombardeos ordenados por Churchill, pero que guardaban silencio por el temor de dañar su carrera.

 

En resumen, un millón y 350,000 toneladas de bombas fue arrojado sobre zonas habitacionales de 164 ciudades. Se dio muerte a más de ¡ medio millón de civiles ! y se causaron heridas graves a más de un millón. Quedaron destruidas tres millones y 600,000 viviendas. ¡ Trece millones de habitantes fueron privados de techo !.

 

 

 

 

Borrego Escalante, S. : Alemania pudo vencer, ( 1ª Edición ), – México, D.F., – 2009.

Prólogo a Borrego ha escrito ocho libros con temas de la Segunda Guerra. Le faltaba este como digno complemento de “Derrota Mundial”.

 

 

Para los enemigos del “revisionismo” este libro es veneno.

Lic. Onésimo Lozano, N. P.

 
Borrego Escalante, S. : Derrota Mundial ( Edición Homenaje. Edición conmemorativa y serie limitada, 1ª 1958, continuados en diversas cuantías de 2.000 ejemplares y hasta diciembre de 1966, 5.000 ejemplares ), – Cochabamba-Bolívia, – 2013.

 
Prólogo a la Segunda Edición de -Derrota Mundial- :
La propaganda es un arma poderosa, a veces decisiva para engañar la opinión mundial. Ya
desde la primera guerra europea, se vio la audacia para mentir, que pusieron en práctica
agencias y diarios que disfrutaban de reputación aparentemente intachable. La mentira, sin embargo, logró su objeto. Poblaciones enteras de naciones que debieron ser neutrales, se vieron arrastradas a participar en el conflicto, movidas por sentimientos fundados en
informaciones que después se supo, habían sido deliberadamente fabricadas por el bando
que controlaba las comunicaciones mundiales.

 

( … ) Olvidemos a estos seudorevolucionarios, que no son otra cosa que logreros ( ¨ conseguidores ¨ ) de una Revolución que han contribuido a deshonrar, y procuremos despejar el ánimo de aquellos que de buena fe se mantienen engañados.

JOSÉ VASCONCELOS. Febrero de 1955.

 

 

 

 

[ La obra de Salvador Borrego es desconocida en el mundo anglosajón, incluso hoy, de forma general, además es una de las primeras guías del Revisionismo en el mundo, ya que fue, ( el investigador de la obra ), antes y durante la Segunda  Guerra Mundial corresponsal de guerra, además de testigo, de algunos diarios de Prensa. ]

Anuncios

Autor: patriotasoccidentales

Investigador casual, aficionado a la Historia y al estudio de la Seguridad.

1 comentario en “KARL MARX – EL ÍDOLO DEL MAL y su mentor.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s