-El experimento de Merkel y Soros ya fracasó en Turquía hace casi un siglo-


 

 

 

 

-El experimento de Merkel y Soros ya fracasó en Turquía hace casi un siglo-

Un líder masón turco se hizo con las riendas de una Turquía musulmana de siglos, retiró los privilegios al Islam, y se convirtió en un dictador laico. Ese fue su verdadero error no convertir a Turquía en un país occidental, el laicismo fue aprovechado para destruir Turquía por parte de los musulmanes en años posteriores. La Masonería volvió a fracasar y el Islam se impuso poco después con la llegada de otros dictadores musulmanes y sus sistemas democráticos falsos.

Tras los conflictos de la Primera Guerra Mundial, se desmembró Turquía de forma real por el Tratado de Sévres ( 1920 ), que no dejó intacta ni la Turquía propiamente dicha, mientras que las provincias árabes se constituían en Estados cuya tutela se confiaba a Gran Bretaña y a Francia.

Contra ésta situación se levantó un hombre, un general que se había hecho famoso en los diferentes campos de batalla y que estaba animado por la voluntad de hacer Turquía un país completamente nuevo y libre ; este hombre era Mustafá Kemal, quien el 19 de mayo de 1919 empezó en el suelo anatolio la lucha contra los aliados -en particular contra los griegos, que habían ocupado la Anatolia Occidental- y contra los conservadores otomanos del Gobierno de Constantinopla ; sostenido por las masas populares y por el ejército, triunfó de sus adversarios.

El 3 de marzo de 1924 se abolió el califato, al mismo tiempo que se suprimían los establecimientos de enseñanza religiosa y los tribunales musulmanes. Pero aún faltaba reconstruir Turquía.

El modernismo del régimen se evidenció en la afirmación de los principios laicos ( 1924 – 25 ), en la institución de nuevos códigos jurídicos inspirados en los códigos occidentales ( 1925 ), en la adopción de los caracteres latinos para transcribir la lengua turca ( 1928 ), que poco a poco se fue depurando de muchos de los vocablos árabes o persas que se habían ido infiltrando en ella, y en la concesión del voto a las mujeres ( 1934 ). Su gobierno se basó en un régimen de falsa democracia, donde en realidad era una dictadura de La Masonería -que le había puesto ahí- no permitió partido político alguno alternativo y sus sistema se basó también principalmente en un régimen parlamentario de asamblea única elegida cada cuatro años, la cual elegía al presidente de la república ( siempre el mismo dictador ) ; de hecho, asamblea y partido estaban a las órdenes de Mustafá Kemal, de quien procedían todas las iniciativas.

La URSS fue la primera potencia en reconocer a la dictadura de Mustafá Kemal.

Tras la muerte de Kemal y de episodios convulsos en dicho país no occidental, Turquía se adhirió a la doctrina Truman, reconoció al Estado de Israel y entró en el Pacto Atlántico ( 1951 ). Más tarde aprovechando las discordias internas en Turquía y los actos terroristas habituales de indistintas facciones rivales, el 27 de mayo de 1960 un golpe de Estado desencadenado por militares y universitarios derrocó al gobierno demócrata*. Aparecen otro período de inestabilidad y de ineficacia política.

A partir de 1970 los movimientos de izquierda, que tuvieron cierto éxito entre la juventud universitaria y en los medios obreros, mostraron una actividad que degeneró a veces en Terrorismo. Contra ellos reaccionaron las formaciones políticas de derecha y el ejército, ya en nombre del orden, ya en defensa del kemalismo, pero sin realizar las reformas necesarias para el desarrollo económico y el progreso social indispensable a fin de mejorar la condición de los obreros, y, sobre todo, de la gran masa de los campesinos. El excesivo crecimiento demográfico y el aumento del éxodo rural provocaron del chabolismo que vino a testimoniar la decadencia socioeconómica deficiente. Ante la proliferación de conflictos urbanos y campesinos, el Gobierno optó por la represión ( Proclamación de la Ley Marcial, junio de 1970 ), lo que dio lugar a una fase de radicalización de las luchas políticas ( actividades terroristas del Ejército de Liberación Popular ). Incapaz de dominar la situación, Demirel dimitió en marzo de 1971 y fue substituido por Nihat Erim, del Partido Republicano del Pueblo, quien incrementó las medidas represivas ( establecimiento del estado de sitio, abril 1971 ). El Ejército de Liberación Popular replicó con el secuestro y la ejecución del cónsul israelí ( mayo ), y los procesos políticos contra los militares izquierdistas, que se saldaron en octubre con 18 condenas a muerte, acabaron de enturbiar la situación. Tras expirar el mandato de Sunay ( marzo de 1973 ), Fahri Korutürk fue elegido presidente y Naim Talú fue designado primer ministro. Tras las nuevas elecciones de octubre, en las que venció el Partido Republicano del Pueblo, su dirigente Bülent Ecevit formó un gobierno de coalición con el islámico Partido de Salvación Nacional ( enero de 1974 ). El nuevo gobierno proclamó sus intenciones reformistas, pero hizo concesiones a los musulmanes que tendieron a desviarlo de los estrictos principios de Atatürk. En marzo de ese año Turquía estuvo representada por primera vez en una ¨ conferencia de la cumbre ¨ islámica.

Llegado éste período y con el apoyo musulmán en el poder, empieza una constante emigración de gentes musulmanas a Turquía procedente de varias partes de sus fronteras y donde los cristianos ortodoxos y protestantes pasan a ser ya una minoría menos importante unos 100.000 ( localizados en el barrio de Phanar de Estambul, junto a su patriarcado ecuménico ), 70.000 cristianos armenios, 43.000 judíos y unos 17.000 protestantes.

La población de Turquía ha experimentado un gran aumento en los últimos siglos : en 1927, p. ej., superaba apenas los 13.000.000. La densidad es mayor en la ¨ Turquía europea ¨. La población activa representa casi 15.000.000 de sujetos, de los cuales el 70% están dedicadas a la agricultura. En 1969 tan sólo un 10 % de la superficie cultivada es irrigable. Ya en 1970 el capitalismo ( La Masonería y sus filiales ) promocionaron la mano de obra barata con destino a Europa con más de 1.000.000 de inmigrantes turcos en sas fechas, que luego doblarían las cifras sólo en el país de Alemania en los años noventa. El incremento poblacional se debe a que era bien visto en muchos ciudadanos turcos poseer varias esposas al mismo tiempo, y al falta de protección familiar provocó la indigencia y el chabolismo continuado que hacía marginar a la sociedad de entonces ; fruto de ello aparecieron numerosas revoluciones, atentados, y revueltas sociales donde el Estado no podía protegerlos. Numerosos centros de menores se llenaron pronto de niños abandonados o desnutridos. Otros inmigraron como única salida a Europa aprovechando las políticas de La Masonería. Este sistema estuvo, de manera continuada, hasta finales de los años noventa, aunque ya en menor medida con la excesiva población turca de más de ochenta millones aprox. Este excesivo aumento demográfico fue retenido por la introducción del fenómeno de las drogas, la pornografía, y las importadas consecuencias de parecerse al occidental conllevó una disminución poblacional mantenida con las consiguientes enfermedades infecto-contagiosas más conocidas en Turquía.
Turquía es un fracaso de democracia o de falsa democracia occidental, donde el Islam está por encima del gobierno desde hace más de cuatro décadas, sistema anti-occidental y anti-democrático que fue eliminado por La Masonería para provocar su integración en Europa y, luego promocionar la interactividad racial con los occidentales. Políticas erróneas y anti-occidentales que se han demostrado contraproducentes para mantener la raíz de culturas e identidades, y que millones de turcos en Europa u Occidente se declaran turcos y no ciudadanos de las naciones occidentales donde habitan. Permitido aliado de La Masonería y sus organizaciones militares más conocidas en el mundo, es el Ejército con más soldada y maquinaria bélica a partir del s. XXI.

Turquía es un país asiático, que se menciona desde finales del s. XII; donde penetraron los turcos, a partir de la batalla de Manzikert ( 1071 ), y que se convirtió con el tiempo en el corazón del imperio otomano, donde el basileo Romano Diógenes en Manzikert : la derrota bizantina permitió que algunas tribus turcas ( sel^yuqíes, däni^smandiés, saltukíes ) penetraran en Asia Menor desde el Irak o el Irán, se establecieran en diversas regiones del país aprovechando ya sea el vacío político, ya sea las rivalidades por la conquista del trono bizantino, donde los cristianos fueron masacrados y hechos esclavos por el moro los que sobrevivieron.
El poder que mantuvo el masón Kemal se basó en promocionar el laicismo en las capas cristianas y al mismo tiempo permitía el Islam de forma limitada. Ello conllevó a una nueva imposición de ideales desde un punto de vista occidental del Islam, pero totalmente tergiversado, que pronto aprovechó esas debilidades para auparse en la política en el tercio final s. XX.

Históricamente los turcos ( el Imperio otomano ) ha invadido y mantenido sus dominios en países europeos como : Grecia, Bulgaria, Rumania, Bosnia, Ucrania, el S. de Rusia, además de partes de Hungría y Austria, y otras zonas más del Mediterráneo, en diversos períodos y parcialmente, éstos factores han sido promocionados erróneamente por La Masonería para inscribir a los turcos en Europa en todo tipo de asuntos políticos y financieros.

 

[ 1 ] Varias fuentes compiladas de investigación bibliográficas reúnidas.

 

 

 

MUSTAFÁ KEMAL ATATÜRK.
El líder turco Mustafá Kemal Atatürk

(Tesalónica 1880 – Estambul 1938) Militar y político turco.

Obtuvo importantes victorias en la Primera Guerra Mundial y fue miembro de movimientos revolucionarios y progresistas opuestos al sultán Mehmet VI, como ‘Jóvenes Turcos’ y ‘Unión y Progreso’.

Tras la guerra, se negó a aceptar las condiciones del Tratado de Sèvres(1920) y derrotó a los kurdos, franceses, italianos y griegos, restableciendo la unidad territorial de Turquía.

En 1922 depuso al sultán y proclamó la república, de la que fue elegido presidente. Trasladó la capital de Estambul a Ankara, suprimió la religión oficial islámica, adoptó el derecho europeo y occidentalizó la escritura, el vestido y las costumbres. Estableció el sistema de partido único y asumió poderes absolutos.

Muy importantes fueron las reformas en cuanto a los derechos de la mujer turca. El nuevo Código Civil, adoptado en 1926, abolió la poligamia y reconoció la igualdad de derechos de las mujeres en cuanto al divorcio, la custodia de los hijos, y la herencia. El sistema educativo cambió para brindar las mismas oportunidades, tanto a hombres como mujeres.

Durante su larga presidencia se modernizó el país con la creación de industrias y una red viaria que garantizó las comunicaciones.

Recibió el patronímico de Ataturk, «padre de los turcos».
Los masones, han intentado infiltrarse en países islámicos e imponer en ellos sus principios, especialmente el laicismo. En los últimos días del Califato otomano las logias masónicas trabajaban constantemente sembrando a su propia gente dentro de las instituciones establecidas del Islam. Dijeron que todas las personas, religiosas o irreligiosas, eran hermanas y que las obligaciones religiosas no eran necesarias. Los masones penetraron, como en otros países europeos, en los altos puestos. La masonería y la reforma han sido apreciadas por los musulmanes, como dos fenómenos afines. La acusación de masonería que había pesado sobre los reformadores se volvió irrelevante y algo sin significado, en parte porque con la llegada de las constituciones, los derechos humanos y la igualdad toda la sociedad había adoptado los ideales masónicos. La masonería tiene una semilla reformista, en tanto que tiene una pretensión sobre la religión y la hermandad que es diferente y, a su modo de entender las cosas, superior a cualquier otra. La masonería no negó al Islam; absorbió al Islam a fin de reformarlo. De este modo, la hermandad masónica reemplazó la hermandad islámica.

En Turquía lo han conseguido. El masón Mustafa Kamal Ataturk (1881-1938), “padre de los turcos”, proclamó la República Turca en 1923 e introdujo el estado confesional masónico en Turquía. Las autoridades turcas, no hablan del “genocidio armenio” que fue obra de un estado masónico. En tres años 1916-1918 masacraron más de 2 millones de armenios cristianos y a un elevado número de asiriocaldeos católicos por un gobierno, cuyos miembros eran masones. En 1922, el mismo Ataturk, eliminó más de 150.000 armenios más, que habían podido refugiarse en Cilicia. El silenciamiento del genocidio armenio tiene un doble origen: masónico y nacionalista turco apoyado por el radicalismo islámico.
En Egipto, la masonería había sido traída en las primeras décadas del siglo XIX por los franceses y durante mucho tiempo permaneció básicamente como cosa exclusiva de los europeos, pero los egipcios ingresaron en algunas logias en número considerable y algunas ramas llegaron a usarse ampliamente para propósitos políticos. Aparecen allí logias masónicas, cada una vinculada con otra en Europa (francesa, inglesa, alemana e italiana). Pasadas varias décadas, las logias de la misma obediencia y nación se integran en una Gran Logia nacional (de Egipto, de Irán, etc.) pero sus miembros son durante mucho tiempo, en su mayoría extranjeros, (diplomáticos, comerciantes, etc.) o nativos de religiosidad musulmana débil y deslumbrados por la influencia del progreso occidental. La masonería en el Medio Oriente en los finales del siglo XIX y principios del siglo XX era algo asociado con la ortodoxia religiosa, el anticlericalismo, con una actividad política secreta. Al mismo tiempo, el impacto del salafismo fue enorme en todo el mundo islámico, inspirando a la primera generación de líderes e intelectuales que se hicieron cargo de la creación de los partidos y las fuerzas sociales luchadoras por la independencia o de la puesta en marcha de los nuevos estados y poderes emergentes en la esfera de la historia árabe moderna.

En principio masonería e Islam están en las antípodas, de hecho la masonería ha estado, y está, prohibida en todo el “mundo islámico”, excepto en Turquía, Marruecos y Líbano. En 1978, dos organismos musulmanes de autoridad suprema: el Colegio Jurisdiccional Islámico, en colaboración con la Universidad Al-Azhar promulgaron una declaración: que la masonería es una organización peligrosa y destructiva y cualquier musulmán que se afilie a ella, conociendo sus verdaderos objetivos es un infiel al Islam. Recuerdo en los años 1978 y 1979, tanto en Irán como en Irak, mi país natal, se realizó una campaña de persecución contra la masonería, matando muchos miembros de esta organización, doctores, médicos, abogados, etc. y con buena posición tanto social como económica. Pero esto, no ha impedido la existencia de masones en los países islámicos y haber logrado cierto influencia sociopolítico.

 

 

 

Fuentes biblográficas consultadas

( Una sólo compilatoria consultada, con más de diez obras de investigación para la Historia y datos socioeconómicos, sociopolíticos, y otros apuntes más ) [1]

 

 

 

 

Enlaces externos de información :

https://nuevotestamentojohnpmeier.blogspot.com.es/2013/08/mustafa-kemal-ataturk.html

https://pildorasantimasoneria.blogspot.com.es/2016/07/masoneria-e-islam-frente-cristianismo.html

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Autor: patriotasoccidentales

Investigador casual, aficionado a la Historia y al estudio de la Seguridad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s