|Simon,Whiesenthal | :(aproximación a su perfil )


 

 

El 2 de octubre de 1943, de acuerdo con Wiesenthal, Kohlrautz le advirtió que el campamento y sus prisioneros iban dentro de poco a ser liquidados. El alemán le dio un amigo y pasa a visitar a una papelería en la ciudad, acompañado por un guardia de Ucrania. Se las arreglaron para escapar por la parte trasera, mientras que el ucraniano esperó en la parte delantera.

Una vez más, él aparentemente había engañado a la muerte de una manera milagrosa. Pero sólo tenemos su palabra para ella. De acuerdo con Wiesenthal, Kohlrautz murió en la batalla de Berlín en abril de 1945. También le dijo a un biógrafo, sin embargo, que Kohlrautz murió en el frente ruso en 1944. Y en una declaración jurada hecha en agosto de 1954 sobre sus persecuciones en tiempo de guerra, descuida para incluir la historia en absoluto. Tanto en este documento y en su testimonio a los estadounidenses en mayo de 1945, menciona Kohlrautz Ni que decir tiene que el alemán le salvó la vida.

A partir de este punto en la guerra de Wiesenthal es imposible establecer un tren fiable de los acontecimientos. Con al menos cuatro cuentas muy diferentes de sus actividades entre octubre de 1943 y mediados de 1944 – incluyendo su supuesto papel como oficial partidario – serias cuestiones deben ser planteadas. Algunos, como Bruno Kreisky, el ex canciller austríaco, acusado en repetidas ocasiones Wiesenthal en los años 1970 y 1980 de colaborar con la Gestapo. las afirmaciones de Kreisky fueron apoyados por la evidencia demostrada de los gobiernos polaco y soviético. Wiesenthal lo llevó a los tribunales y ganó.

Sea cual sea la verdad, para noviembre de 1944 Wiesenthal estaba en Gross-Rosen, un campamento cerca de Wroclaw. Le dijo a Hella Pick, su biógrafo, que se vio obligado a trabajar descalzo en la cantera campamento y pronto se dio cuenta de que el equipo de 100 presos asignados al Kommando de trabajo se redujo en uno cada día. Al cabo de unos días se sentía seguro de que su turno estaba a punto de llegar. “Mi verdugo estaba detrás de mí“, recordó, “a punto de aplastar la cabeza con una piedra. Me di la vuelta y el hombre, sorprendido, dejó caer la piedra. Se me tritura el dedo del pie. Grité.”

Wiesenthal de reacciones rápidas y gritar al parecer salvó su vida porque no había alguna forma de inspección de ese día – pensó que podría haber sido por la Cruz Roja – y por lo que fue derribado a la estación de primeros auxilios. Su dedo se cortó sin anestesia mientras que dos hombres lo llevan a cabo todavía. Al día siguiente, Wiesenthal dijo, él estaba en agonía. “El médico regresó y vio que tenía una ampolla séptica en la planta del pie. Así lo cortan abierta y la gangrena brotaron por toda la habitación “.

Una vez más, uno de los “milagros” de Wiesenthal es abierto a la duda. En primer lugar, la historia aparece en ningún otro libro de memorias o la declaración. En segundo lugar, si la Cruz Roja realmente era la inspección de Gross-Rosen ese día, entonces la SS tendría que detener temporalmente todas las ejecuciones. Así las cosas, la Cruz Roja no se le permitió el acceso a los campos de concentración en ese momento. En tercer lugar, las consecuencias médicas parecen del todo inverosímil.

Poco después, según el relato de Wiesenthal, se las arregló para caminar 170 millas al oeste de Chemnitz después de Gross-Rosen fue evacuado. Caminando sobre un pie gangrenado con un dedo del pie amputado recientemente habría sido infernal. En lugar de un zapato, que tenía la manga de un abrigo viejo envuelto alrededor de su pie con un poco de alambre. Para un bastón ; tenía un palo de escoba. De los 6.000 presos que marcharon a cabo, solamente 4.800 llegaron en Chemnitz. Con su pie infectado, Wiesenthal tenía suerte de estar entre ellos.

 

 

Ob. N. Req. :1 milla son 1.609,344 kms ].

 

A partir de Chemnitz, los prisioneros terminaron en Mauthausen campamento cerca de Linz en Austria. Wiesenthal llegó allí en la noche helada, de 15 de febrero de 1945. En Los Asesinos entre nosotros, le dice cómo él y un compañero de prisión, el príncipe Radziwill, los brazos articulados para hacer las últimas cuatro millas cuesta arriba hasta el campamento. El esfuerzo era demasiado grande y se desplomó en la nieve. Un SS disparó un tiro que cayó entre ellos. A medida que los dos hombres no se levantan, se dejaron por muerto en la temperatura bajo cero. Cuando llegaron los camiones para recoger los que habían muerto durante la marcha, el inconsciente Wiesenthal y Radziwill fueron tan congelados que fueron lanzados sobre una pila de cadáveres. En el crematorio, sin embargo, los prisioneros, al haberlos descargardo, se dieron cuenta de que estaban vivos. Se les dio una ducha fría para descongelar y Wiesenthal fue enviado al Block VI, el “bloque de la muerte” para el enfermo de muerte.

En 1961, cuando Wiesenthal fue entrevistado para el archivo de Yad Vashem por el periodista israelí Haim Maas sobre sus años de guerra, Wiesenthal mencionó que la infección de su pie ahora se había vuelto azul-verde y se había extendido hasta la rodilla. Se le tumbó en el bloque de la muerte, por tres meses, hasta el final de la guerra.

Demasiado débil para levantarse de la cama, según él, sobrevivió – increíblemente – en 200 calorías al día, junto con la pieza ocasional de pan o salchichas de contrabando a él por un polaco que las usaba.

Mauthausen fue liberado el 5 de mayo de 1945. A pesar de un peso de sólo 100 libras, Wiesenthal luchado fuera para saludar a los tanques americanos. “No sé cómo me las arreglé para levantarse y caminar”, recordó. Si él era capaz de caminar, con la pierna gravemente infectada lo que debería haber sido curada durante los tres meses anteriores, ya sea por amputación ó antibióticos. Sabemos que el primer supuesto no tuvo lugar, y el segundo enfáticamente no era un tratamiento común para los enfermos Judios en los campos de concentración nazis. Una vez más, parece como si un milagro había tenido lugar.

La rapidez de la recuperación de Wiesenthal es tan sorprendente que es dudoso si estaba tan enfermo como él demandó. A tan solo 20 días después de la liberación, escribió al comandante del campo de Estados Unidos preguntándole si podría estar implicado en la asistencia a las autoridades de Estados Unidos que investigan los crímenes de guerra. Que afirmaba haber estado en 13 campos de concentración – que había sido, de hecho, en no más de seis – Wiesenthal suministra una lista de 91 nombres de los que él sentía que era responsable de “sufrimientos incalculables”.

Según la mayoría de las cuentas, Wiesenthal le preguntó si podía unirse a los investigadores de crímenes de guerra estadounidenses, pero se le negó, diciéndole que no estaba lo suficientemente bien. Después de que él había ganado algo de peso, regresó y fue asignado a un capitán con quien Wiesenthal afirmó haber capturado su primer “cuero cabelludo”, un guardia de la SS snivelling llamado Schmidt. “Había muchos otros en las semanas que siguieron,” Wiesenthal escribió más tarde. “Usted no tiene que ir muy lejos. Casi se tropezaba con ellos “.

Un curriculum vitae Wiesenthal terminó después de la guerra no menciona su trabajo para los americanos pero las listas de su ocupación como el vice-presidente del Comité Central judío para la zona de Estados Unidos, con sede en Linz. Su tarea consistía en elaborar listas de supervivientes que otros sobrevivientes podrían consultar en su búsqueda de los familiares.

Durante al menos un año después de la guerra, otra tarea de Wiesenthal fue a ejercer una fuerte presión de sus compañeros de Judios; se convirtió en presidente de la Concentración Internacional con sede en París Organización Camp. También forjó contactos con el Brichah, que eran Judios del contrabando fuera de Europa a Palestina.

No fue hasta febrero de 1947, que formó la organización que lo haría famoso, el Centro de Documentación Histórica Judía en Linz. Su objetivo era comparar la información sobre la solución final con el fin de obtener las acusaciones de crímenes de guerra. Wiesenthal afirmó haber comenzado debido a un comentario antisemita hecha por un oficial estadounidense, que le hizo darse cuenta de que los aliados nunca cazaban a los nazis en la medida en que se requería.

Por desgracia, que iba a serle dada la razón. Él y su grupo de 30 voluntarios viajó alrededor de los campamentos de desplazados, la recopilación de pruebas sobre las atrocidades de los ex internos del campo de concentración. En total, el equipo de Wiesenthal compilado 3.289 cuestionarios, lo cual es una hazaña mucho más impresionante que cualquier cosa que los aliados obtenidos.

Wiesenthal murió en 2005 a la edad de 96 y fue enterrado en Israel. Los homenajes y elogios fueron muchas y efusivo y en el momento en que hubiera sido una grosería han restado los muchos aspectos positivos del papel que desempeñó. Él era en el fondo un showman y cuando se encontró con un papel como jefe cazador de nazis del mundo, jugó bien. Al igual que con tantas representaciones populares, era imposible que los críticos dicen que el público que la Gran Wiesenthal Mostrar era poco más que una ilusión. En última instancia, que era una ilusión montada por una buena causa.

 

Guy Walters 2009.

 

 

 

c3ots3-wiaaeq8g

Imágenes antiguas, y de la época, de los famosos campos de internamiento nazis, en la S.G.M., donde los internos sufrieron numerosas secuelas por la habitual enfermedad en guerras anteriores o incluso en la Primera Guerra Mundial ; como el tifus o enfermedades infecciosas más comunes, de ahí la delgadez pronunciada de algunos internos. En otras obras de investigación científica, algunas autoridades afirman que los internos en esos inmuebles e instalaciones acondicionadas poseían servicios típicos de la época muy parecidos a hoteles ( u hostales, quizás, también acuertalamientos ) ; sauna, biblioteca, médico de familia, enfermería, piscina, eventos deportivos [ Ligas de fútbol, soccer ], cantina [ con el control de venta de alcohol y tabaco ], vales de dineros, trabajos retribuidos, peluquería y barbería, jardín de infancia, salón de actos, y lugares para el rezo, entre otros más, con la salvedad que muchos internos y externos interactuban dentro y fuera de esos campos de internamiento en ese periplo poco conocido por la industria jolivudiense [ por haber había hasta prostíbulos para los internados varones ], parece ser, también hoy. Sin embargo se promocionó todo tipo de padecimientos de esos internos exclusivamente centrados en las personas de etnia o raza judía ; dándose la curiosidad que en todos esos centros de protección del Estado alemán había siempre personal judío de la S.S., además de enfermeras judías ( del Ejército alemán ) entre otros perfiles. Los servicios y aseos, además de duchas estaban abiertos las 24 horas del día y previo aviso podían disfrutar de estancias fuera de los dormitorios -de noche-, acaso en celebraciones y eventos ( teatros, desfiles conmemorativos, coros, etc. ) permitidos de las familias con sus allegados, además de ¡ VISITAS ! concertadas ( o entrevistas ). Las condiciones de éstos centros no obstante se veían mermadas algunas veces por las riñas internas entre los internos que solicitaban más mejoras y condiciones laborales ; donde hubo también : SINDICATOS LABORALES de los internos trasladando las solicitudes de los trabajadores internos, que deseaban cobrar lo mismo que los de afuera ( los que trabajaban afuera o en localidades cercanas para carreteras, instalaciones varias, etcétera ). Durante un tiempo y debido a la relajación y confianza del Estado alemán con los internos y buena conducta no impidió que aparecieran las emisoras de radiofrecuencia -con un alcance estimado, de la época, de entre un mínimo de 2 a un máximo de 12 kms- ( véase determinadas frecuencias ) aunque nos alemanes nunca sospecharon de ello ; por su buena conducta o apariencias, estas emisoras eran desconocidas incluso para el resto de los internos, de forma general, ya que la gran mayoría no tenía quejas importantes, parece ser, y las localidades cercanas y sus grupos de Resistencia totalmente informado de todo lo que acontecia en los campamentos de los internos, durante meses y hasta el final de la entrada de los Aliados. La Famosa Propaganda ( de guerra ) hizo el resto hasta nuestros días.

 

 

 

 

la-ignorancia

Imagen, inmediatamente arriba de Hitler, rodeado de todo tipo de perfiles y razas humanas en su Ejército de la S.G.M., tan es así que el propio responsable y fundador de las políticas y oficina de los famosos programas de la Familia Alemana estaba casado con una mujer judía, datos constatados reciéntemente pero que eran conocidos ya entonces con dialogos y cartas entre el marido y su mujer refiriéndose a su padre ( judío, de raza y religión ) más famoso ó mejor conocido como : Paul Joseph Goebbels. Es por eso, que las referencias que se hacen en tal período a la comunidad judía no sea precisa ya que el Movimiento Nacional Socialista luchaba contra La Masonería y no contra los judíos, es más aún, el hecho de que para evitar agentes infiltrados en el Ejército el propio Hitler supervisaba los candidatos alemanes y judíos que deseaban voluntariamente acceder ; pues los que no se considerasen nativos o alemanes podían abandonar Alemania con importantes ayudas socioeconómicas, y sabemos cómo los que se opusieron a ello componían los elementos subversivos ; ataques, atentados, amenazas, disturbios variados, etc, ( herencia que continuaría lamentablemente con Irgún y otras organizaciones posteriores en Palestina con el famoso hotel Rey David y otros sucesos más donde perecieron también personas judías pacíficas y civiles que eran custodiados por el Ejército Británico con víctimas también en esos inmuebles, al finalizar la S.G.M. ) ellos y sus familias fueron internados en los famosos campos de control ; ya que si no hubiera sido así, de ésta manera, ni siquiera hubiera podido mantenerse el orden y la seguridad de las personas que habitaban en Alemania y zonas aledañas, notorio es -a ciencia cierta- que esos mismos elementos subversivos tenían el perfil de partizanos o bien comunistas ( además de anarquistas ), en su mayoría, tan es así que había clase media y/o pudiente viviendo normalmente en la Alemania ¨ nazi ¨ y casi muchos de ellos eran judíos. Algo extremadamente revelador.

 

 

 

  • Enlace del artículo en :

 

 

 

 

http://www.whale.to/b/head.html

http://exposing-the-holocaust-hoax-archive.blogspot.com.es/2009/11/lies-of-simon-wiesenthal-his-holohoax.html

http://balder.org/judea/The-Most-Fantastic-Holocaust-Survivor-Stories-Jewish-Soap-Lampshades-Fertilizer-Mengele-Miracles.php

 

 

 

 

Anuncios

Autor: patriotasoccidentales

Investigador casual, aficionado a la Historia y al estudio de la Seguridad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s